Comodidad y cero extravagancias: así es tu look de festival perfecto

Cuando nos ponemos a mirar los looks que llevan nuestras celebrities favoritas a los festivales, notamos dos cosas: demasiada extravagancia y poca comodidad. Para quien está acostumbrado a ir a conciertos ya sabe que uno de los requisitos básicos para disfrutar de ese momento fan al 100% es ir con ropa cómoda. Así que, si ir con botines de tacón a un concierto ya es casi insufrible ¿os imagináis llevarlos a un festival durante horas y horas? Ir bien vestida a un festival no es sinónimo ni de extravagancia ni de incomodidad, así que vamos a desmontar algunos mitos para que tu día de ensueño no se convierta en una pesadilla.

  1. Inspírate en Coachella pero ¡con cabeza!

Antes de ir a un festival está bien mirar outfits que han lucido personas en otros ambientes similares. Es decir, si vas a ir al Primavera Sound o al Dcode está bien que te inspires en looks de Coachella, pero seamos realistas: copiarlos no es una buena idea. Solemos tener a Coachella como un referente esencial, sobre todo en temas de moda, pero la realidad es que las celebrities que lo frecuentan cada año se ponen esos looks imposibles con un solo propósito: salir en los blogs de moda o en las revistas. ¿Y qué mejor manera de llamar la atención de los medios que ponerte un outfit súper llamativo? Por lo tanto, está bien que cojas inspiración de sus looks pero ten presente que tus finalidades y las de esa celebrity que estás viendo en Instagram son totalmente distintas.

  1. Para presumir hay que sufrir… ¿siempre?

Es cierto que este antiguo refrán se cumple en algunas fases de nuestros rituales de belleza habituales pero en cuento a ropa ¡para nada es cierto! Aunque generalmente se puede ir bien vestida y muy fashion sin la necesidad de llevar prendas incómodas, en el caso de los festivales ¡aún más! Esto es porque en un festival el estilo es mucho más libre, así que puedes hacer alguna combinación más loca si está justificada por la comodidad. Es decir, prioriza las deportivas y ropa suelta, sin gomas ni costuras que te puedan molestar, y crea un look con piezas cómodas ¡te sorprenderás de lo bien que puede quedar un outfit sin la necesidad de llevar botas con tacón o pantalones súper skinny que te corten la circulación!

  1. La regla de oro: sé fiel a tu personalidad

Si odias los monos cortos porque te molesta eso de ir vestida solo de una pieza, ¿por qué has pensado ponértelos para ir a ese festival que llevas tanto tiempo esperando?, ¿solo porque se llevan?, ¿quizá por que le viste uno muy parecido a Vanessa Hudgens el año pasado? Bien, justo eso es lo que hay que evitar. Aunque es cierto que en los festivales la gente se deja llevar un poco más y experimenta con su vestuario, si hay algo que jamás te lo pondrías no tienes porque llevarlo a un festival, ni a otra ocasión importante que te surja. Es esencial que, aparte de ir cómoda, le seas fiel a tu estilo habitual porque será la única forma en la que te encuentres a gusto contigo misma y eso ¡es lo más importante! Para ayudarte, aquí van tres looks de distintos estilos ¡para que te inspires, crees el tuyo propio y lo luzcas en el próximo festival al que vayas este verano!

Look 1 – Chic bohemio

Look 2 – Fashionista y práctico

Look 3 – Grunge con toques gipsy

Así que ya sabes, olvídate de lo que lleva el resto ¡y experimenta tú misma con las prendas que consideres más cómodas para disfrutar de los conciertos toda la jornada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *