Sabor amargo en Eurovisión, ¿que le falla a España?

Nuevamente, el Festival de Eurovisión nos ha echado un jarro de agua fría inesperado a los españoles. Cuando parecía que nuestra representante había puesto toda la carne en el asador y que las casas de apuestas afirmaban que obtendríamos una buena posición, nos encontramos con la 22 en un total de 26 países.

Tras haber visto los ensayos y la semifinal del festival, varios apuntaban a Barei como ganadora o apostaban por una posición dentro de los diez primeros, pero no ha sido así. A pesar de la coreografía tan característica de su Say Yay, su caída medida con apagón de luces incluido o su apuesta de cantar en inglés, el resto de países no ha otorgado casi votos a esta actuación. Así que como cada edición de Eurovisión, varios españoles nos volvemos a preguntar ¿qué es lo que falla?

Barei_beatit

La votación de este año ha sido diferente: no sólo sumaban los televotos internacionales sino que había un jurado en cada país y eso contaba más de la mitad del resultado total. Barei ha obtenido por parte del jurado 67 votos, y por parte del televoto 10.

Durante años hemos mandado distintas opciones al Festival, desde voces potentes como las de Edurne, Pastora Soler o Ruth Lorenzo hasta grupos como el Sueño de Morfeo, la voz tan reconocida de Sergio Dalma y hasta en un momento de resignación y cansancio, al Chikilicuatre, ¿lo recordáis? Como para no… Probando de todas las maneras posibles, ¿hay una fórmula secreta?

Cada edición se enfoca en una temática diferente, la promoción europea, el paso del tiempo hace que tengamos más medios, una voz potente siempre llena el escenario, son algunos de los distintos factores que unidos pueden hacer ganador a un país. Sin duda, Say Yay reunía varias de estas cualidades con una canción más que pegadiza, pero su puesta en escena podría haber sido mayor aprovechando todo el despliegue audiovisual de Suecia.

Si el problema estuviera en la propuesta, ¿quizás el secreto está en una producción de la canción que sea en inglés (mayor enfoque internacional) pero que mantenga nuestros matices españoles: sonidos latinos, árabes, flamenco…? Aclaramos, no recomendamos un popurrí, pero sí una canción en inglés con “marca España” – ¿como un Amanecer de Edurne pero inglés? Puede.

¿O puede que sea cuestión de invertir horas y mucho mucho tiempo en un estudio y planificación en la iluminación, juegos de posiciones, coreografías y en sí, la puesta en escena?

No sabemos los ingredientes de la fórmula secreta pero sí coincidimos en parte con Electric Nana, candidata de destino Eurovisión, que ayer estuvo como jurado profesional, y que afirmaba por Twitter lo siguiente: “Después de ayer creo que podemos empezar a pensar que a lo mejor el problema no está en la propuesta que llevamos a

 

“Pido perdón a España” – Barei, tras los resultados de las votaciones

¿Por qué esperamos hasta febrero para elegir a uno de los candidatos de Destino Eurovisión para que nos represente? ¿Por qué no lo elegimos en verano, se hace promo nacional y luego enfoque europeo e internacional? Una promo multiplicada por mil, un cantante más que confiado en su canción, un equipo técnico que haya podido probar distintos escenarios… ¿todos los participantes de Eurovisión tienen el mismo tiempo de ensayo?

Barei “pedía perdón a España” pero sin duda, como comentábamos, lo dió todo y nos hizo bailar (destaquemos también que fue la que más interacción tuvo con el público), así que os dejamos su actuación de la que estamos muy orgullosos y veamos que sucede el año que viene.

Informa Gina Sieben

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *