Ruth Lorenzo y su adicción al amor

IMAGEN PORTADA: Noemí Solla

Con nueve años Ruth Lorenzo le decía a su madre que quería cantar aquellas canciones en inglés que escuchaba del musical Annie, pese no entender lo que decían; quién le iba a decir que años después sería ella con su canción ‘Eva’ quién le dedicaría, precisamente, a su madre toda su dedicación y paciencia por haberle inculcado la música inconscientemente a través de los CD’s de Montserrat Caballé que Eva escuchaba.

IMAGEN: Noemí Solla

Acaba de sacar ‘LOVEAHOLIC’, su segundo disco, el cual explica el motivo de ese término que además de titular el álbum también es una canción que se encuentra en el mismo: “Todos tenemos una adicción; la mía es amar la música y amar mucho en general, la vida sin el amor en toda condición no puede ser real y yo creo mucho en él” explicaba la cantante respecto al nombre de su nuevo trabajo, realizado de forma independiente, el cual ha querido presentar a través de algunas firmas de discos y una gira acústica que pisa 19 ciudades del territorio nacional.

Tarragona ha sido la novena ciudad elegida por la compositora murciana para compartir en la sala ZERO las 12 canciones de su último disco además de aquellos temas tan populares del primero: ‘PLANETA AZUL’; ha sido la primera vez que la artista ofrece un concierto en la capital de provincia.

Aquella niña que con nueve años se fue a vivir a Estados Unidos aprendió de oído hasta que en plena adolescencia ya estaba de vuelta en su país dónde empezó clases de canto que posteriormente tuvo que dejar por motivos económicos, los mismos que le hicieron retomar el camino de la vida a Londres; allí fue una de las más emblemáticas concursantes de X FACTOR y posteriormente su trabajo de compositora era valorado e interpretado por la ya disuelta boyband AURYN con sus temas ‘Elevate’ y ‘Still’.

IMAGEN: Noemí Solla

Esa misma niña sigue estando en la mujer que Ruth Lorenzo es hoy, incluso después de haber logrado la décima posición para España en el festival de Eurovisión celebrado en Copenhague en 2014 con ‘Dancing in the rain’. Posteriormente llegó la publicación de su primer disco y con el las giras y los éxitos; numerosas eran y son las apariciones en eventos, actos, medios de comunicación, concursos como TU CARA ME SUENA (Antena 3)… y la música sigue.

A pesar de todo lo conseguido hasta ahora a base de ilusión pero también mucho trabajo y esfuerzo y todo de forma independiente (sin una discógrafica significativa o sello importante y grande detrás) la artista es una de las voces femeninas más grandes de nuestro país a pesar que, objetivamente, esté ciertamente infravalorada. No obstante ella se siente afortunada y agradecida “No lleno estadios, tampoco lo necesito… me basta con la gratitud y reconocimiento que me demostráis en estos momentos; si algún día lo hago (llenar estadios) recordaré días como el de hoy, donde y cuando estaba en salas pequeñas viendo a todos y cada unx de vosotrxs como si estuviese en el salón de mi casa, descalza y haciendo el loco sin miedo ni temor a compartir mi locura porque soy una más en compañía” decía Lorenzo en su concierto de la sala ZERO.

IMAGEN: Noemí Solla

“Tarragona: volveré, lo prometo” decía la cantante en su despedida, orgullosa por el cálido recibimiento en su primera actuación en la ciudad. Después de casi dos horas de voz que llenó por completo el espacio de la sala y los oídos de todas esas entradas agotadas, Tarragona se rindió a los pies descalzos que Lorenzo ponía encima de la alfombra en la que la artista murciana agradeció sentirse como en casa. Fiel a sí misma hizo algo más que un concierto: cantó sus temas de forma cercana a sus fieles seguidores, sus “leones”, además de ir narrando anécdotas y peculiaridades personales de forma íntima, privada, divertida y cercana; era como estar de copas con un ser conocido increíblemente raro y peculiar.

La noche estuvo llena de sorpresas: hizo cantar a una seguidora entre el público, le dedicó su tema ‘Amanecer’ a Antonia (una mujer mayor que había ido en su silla de ruedas a ver a la artista con más ganas que su nieto, al cual acompañaba) y una declaración de amor con pedida de mano incluida encima del escenario mientras Lorenzo ponía banda sonora en directo con su canción ‘Loveaholic’ fueron algunos de los momentos más significativos del directo.

Al final del concierto la cantante estuvo con sus seguidores hablando y haciéndose selfies porque “Hoy somos modernos y nos sacamos selfies, no fotos” bromeaba entre risas la cantante; después, Ruth cargó sus guitarras en la furgoneta para coger, junto su equipo, nuevo rumbo a la carretera hacia la próxima ciudad del destino del “LOVEAHOLIC TOUR”, tomando de la mano el camino a recorrer en kilómetros llenos de ganas de parar lo justo para seguir cumpliendo sueños, esos que siente tan a dentro y comparte expulsando amor desde las entrañas extrañas de su peculiar e indiscutible garganta, ese amor dependiente del cuál nunca ha logrado desintoxicarse.

IMAGEN: Noemí Solla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s