La descomunal voz de Demi Lovato

Hace un par de días se hablaba de que Camp Rock cumplía 10 años desde su estreno. Y, aunque parezca inimaginable, ese ha sido justo el tiempo que han estado esperando los lovatics para que Demi Lovatoincluyese a España en algunas de sus giras. Pero, como ya sabéis, lo bueno tarda en llegar y, a veces, la vida nos hace esperar tanto porque lo que se avecina es, simplemente, descomunal.

Este jueves 21 —por fin—el sueño de muchos fans intergeneracionales se iba a cumplir: Demi Lovato hacía parada en Barcelona con su Tell Me You Love Me Tour. Y, bueno, ya os podéis imaginar cómo transcurrió el día: colas interminables alrededor de todo el Sant Jordi Clublovatics acampando desde la noche anterior, emoción al escuchar desde fuera la prueba de sonido y, así, como todo fan, los admiradores de Demi contaban las horas, los minutos y los segundos que quedaban para que su artista favorita empezará el concierto.

Pero todo llega. Eran las nueve de la noche y el Sant Jordi Club iba llenándose de gente. De repente una chica rubia, alta y con micro en mano se acercó al escenario. Era Joy, la telonera de Demi que llegaba a nuestro rescate para  hacernos la espera un poco más amena durante media hora. Y, pocos minutos después de que Joy dejase el escenario, las luces se volvieron a apagar y eso solo podía significar una cosa: los años de espera iban a fulminarse en 3, 2….

1. Los gritos invadieron la sala y, con ellos, la voz de Demi Lovato al ritmo de You don’t do it for me anymore. No fue la canción más potente para empezar el concierto pero logró preparar el terreno para todo lo que iba a venir durante la hora y cuarto siguiente. Animando un poco más al personal, la siguiente canción en sonar fue Daddy Issues, seguida de Cool for the summer, la actuación más impresionante de la noche. Con ayuda de los increíbles bailarines que acompañan a la artista en el tour, Demi mostró su apoyo a la diversidad y convirtió el hit del verano de hace tres años en un auténtico himno LGTB. Y, aunque los fans se emocionaban con cada nota que salía de las cuerdas vocales de Demi, la emoción llegó a la cima cuando empezaron a sonar las primeras notas de Heart Attack, uno de sus mayores éxitos. Pero, ni siquiera nos dio tiempo a recomponernos emocionalmente de tal temazo de nuestra juventud, cuando Give Your Heart a Breakempezó a sonar acompañada de una kiss cam que buscaba los mejores besos entre el público.

ConfidentGamesConcentrateCry Baby o Lonely fueron algunas de las canciones que sonaron hasta llegar al ecuador del concierto. Y Demi llegó a la segunda mitad del show de la mano de tres colaboraciones que han dado la vuelta al mundo: No PromisesÉchame la culpa y Solo. Pero si hay algo que nos sorprendió a todos fue ver a la artista cantando con total tranquilidad y perfección su estrofa de Échame la culpa en castellano. Aunque parezca algo lógico, cabe decir que no es lo más común entre los artistas estadounidenses. Sin ir más lejos, su ex compañera Selena Gomez ha grabado varias versiones en español de canciones como Naturally o A Year Without Rain y, en sus conciertos en España, lo máximo que ha logrado decir en nuestro idioma ha sido ‘te quiero’.

Pero, sin duda alguna, la parte más emocionante estaba aún por llegar. Sentada y tocando el piano, Demi cantó Warrior, una de las canciones más personales que ha escrito la artista en toda su carrera. Poco a poco el ritmo fue subiendo hasta llegar a las dos canciones finales: Sorry not Sorry, donde se mostró el rechazo al bullying y, cómo no, Tell Me You Love Me, tema con el que cerró el show.

Y sí, nos supo a poco. Eran muchos años esperando y nos faltó escuchar temas como La La LandGet BackHere We Go AgainSkyscraperThis Is Me… vale, quizá ahí me he colado, pero era una de las esperanzas que todos albergábamos. Sin embargo, con el paso del tiempo, lo que recordaremos no será ‘le faltó cantar Ruin the Friendship‘, sino LA voz que demostró tener la artista. Si cerrabas los ojos en cualquier parte del concierto, fuese la que fuese, parecía que estabas en tu casa, tranquilamente, escuchando su disco. Ni una sola imperfección. Y cuando pensabas, ‘ya no puede hacer notas más altas’, las superaba con creces en la canción posterior. No nos quedan palabras para describir tanto talento en un cuerpo tan frágil, pero nunca nos llegarán las suficientes para agradecerle las 3000 sonrisas que logró sacar anoche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s