Barcelona rendida ante Lewis Capaldi

La de ayer fue la primera actuación de Lewis Capaldi, como artista principal, en Barcelona. Y a juzgar por lo que se vio en la Sala Bikini, no será la última. El cartel de sold out estaba colgado desde hacía días, y en la puerta de la sala se concentraron fans intentando buscar entradas de última hora. A las 21:00, con suma puntualidad, el escocés tomó el escenario para presentar Divinely Uninspired to a Hellish Extent, su primer disco. Grace fue la canción escogida para abrir la noche, y con la que Capaldi demostró que no necesita ni grandes montajes ni escenografías espectaculares para ganarse al público. Un público que estuvo entregado desde el primer minuto del concierto, cantando a pulmón todas las letras y coreando el nombre del artista. Después de la primera canción, el de Glasgow rompió el hielo saludando al público, dando las gracias -cosa que hizo en repetidas ocasiones a lo largo de la noche- y haciendo broma sobre su dominio del español. Don’t Get Me Wrong, Mercy -la única canción que no forma parte del disco-o Maybe fueron otras de las canciones que integraron la primera parte del concierto. Entre canciones, el artista demostró que uno de los pilares de sus actuaciones es la proximidad con el público. Los facetimes con seguidores, los selfies con algunos afortunados, las fotos colectivas y hasta algunos selfies individuales con el móvil de algún fan con suerte y las bromas constantes, fueron algunas de las concesiones de Lewis Capaldi a su público. También tuvo momento para explicar cómo conoció alguno de los músicos que le acompaña y para presentar las canciones que iba tocando.

Foto: Ignasi Ventura

El clímax del concierto llegó con las dos últimas canciones de la noche. Primero fue Hold Me While You Wait, con un público rendido y consciente que el concierto llegaba a su fin. La noche dejó algunos momentos para el recuerdo, como cuando Lewis Capaldi dejó de cantar y tocar y fue la Sala Bikini la que entonó un Someone You Loved que ya es número 1 en Estados Unidos. La canción fue la guinda del pastel a un concierto impecable donde el cantante repasó su primer disco de manera íntegra. Antes de abandonar el escenario, Capaldi agradeció -una vez más-, la acogida que tuvo y aseguró al público que volvería pronto. Las sonrisas de la gente al salir, eran un buen termómetro para saber que el concierto fue un éxito total.

Foto: Ignasi Ventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s